Vía Podiensis ¿Cómo se ha portado el equipo? (2)

Equipo ligero y minimalista implica pensarlo muy bien. Resultados (2).

Botiquin – El botiquín, que a la vez es un poco caja de herramientas, fue muy útil.

Tuve problemillas con los pies porque con el calor y a pesar de zapatillas ventiladas, cuando sobrepasé los treinta kilómetros en un solo día me salieron ampollas en el talón. Con una aguja saquera e hilo ancho de algodón hice drenajes y con un spray de clorohexetideno desinfecté el lugar. Lo tuve toda la noche al aire y a la mañana siguiente nueva desinfección y cobertura con enorme tirita hecha a mano a base de gasa y esparadrapo ancho. A los pocos días se secó todo y se convirtió en callo.

Contenido del botiquín: Clorohexetidina en spray, esparadrapo ancho, gasas, hilo de algodón ancho, tijeras escolares. Tres agujas de coser,  una saquera y dos más finas. Una jeringuilla de tipo insulina para vaciar ampollas. Equipo de reparación de la mochila: Hilo de poliéster, un poco de tela de nylon de cada tipo que compone la mochila (3). Un pedazo de cómo medio metro de cincha. Una hebilla de cada tipo que lleva la mochila (2). El botiquín también incluye las gafas de sol con unos cristales oscuros y otro amarillos, las gafas de leer, un frontal  y una pila de repuesto. una manta de supervivencia, un spork (Cuchara, tenedor), una navaja suiza ligera, Un vaso confeccionado con un brick de zumo al que le he recortado la parte superior. No pesa nada, dura mucho y es fácil de sustituir. Varias tarjetas micro SD con mapas de Francia y España y los tracks del Camino. Otras tarjetas SD para la máquina de fotografiar. El cargador del teléfono móvil. Bolígrafo, varias gomos elásticas, una docena de imperdibles y cuerda de tender (aquí o en el neceser), limas y cortaúñas, y  tapones para los oídos de repuesto,

Máquina de fotografiar – Llevé una máquina que se alimenta de pilas normales de las que se pueden adquirir en todas partes. Llevé una Canon 160. Está máquina también tiene función manual que a mi me parece imprescindible. Tiene una definición de 16MP y un zoom de 16x. Con un peso muy contenido y un tamaño que cabe en un bolsillo. Además de un precio de alrededor de 170€. Quedé encantado con ella, hice casi cinco mil fotos.

GPS – Para mí es un seguro para no perderme. Por prudencia llevo una tarjeta de repuesto con toda la información. Llevo mapas topográficos y el camino marcado. Así si me despisto o decido tomar un camino distinto, siempre puedo volver al camino señalizado, a menudo por senderos o carreteras del mapa.  Llevé un Garmin Etrex 20 y quedé muy satisfecho.

Teléfono – Preocupado por la dificultad de recargar un teléfono inteligente llevé un modelo sencillo. Observé que en Francia no hay ningún problema en recargar cada día. Eso sí, pesó mucho menos. Quedé contento con él.

Para futuros caminos he decidido probar pilas recargables y tunear un cargador para que pese poco. Con respecto al teléfono he de sopesar entre pesado-inteligente- más opciones y ligero-no inteligente- opciones básicas.

!!BUEN CAMINO PEREGRIN@!!

!!ULTREIA ET SUSEIA!!!