Vía Podiensis ¿Cómo se ha portado el equipo? (1)

Vía Podiensis ¿Cómo se ha portado el equipo? (1)

Equipo ligero y minimalista implica pensarlo muy bien. Resultados.

La mochila de 300gr. Al final opté por llevarme la más ligera. Menos resistente porque el nylon es más fino. Se portó muy bien. Al no tener estructura se adapta bien a la forma de la espalda. Se suda pero es poco. La impermeabilización funcionó bien aunque me cayeron varias duchas de bastante tiempo, horas. No se desgastó el tejido ni las cinchas. La parte más sucia y desgastada es la de las hombreras. Como mejoras a aplicar en la próxima van a estar bolsillos más ergonómicos a cada lado para la botella de agua. Vi muchos carritos, incluso para llevar delante como si fueran carretillas pero como mi mochila es muy ligera no lo considero. Conclusión: Para el año que viene me haré una nueva igual con los bolsillos mejorados.

La esterilla de 156gr. Realmente nunca he tenido que utilizarla para dormir en el suelo. En España dormí en “tatamis”, en los albergues parroquiales pero con el “tatami” y un par de mantas debajo conseguí un buen confort y dormí bien. Conclusión: Para el año que viene la volveré a llevar. Aquí, más sobre esterilla.

El “quilt”, o saco de dormir de 370gr, el saco sábana. Solo lo tuve que usar el “quilt” un día. Durante todo el mes usé el saco sábana de seda. Este saco sábana se portó muy bien la seda abriga si hace frio y es fresca para cuando hace calor. Conclusión: Para el año que viene los volveré a llevar ambos. Aquí mas sobre saco y quilt, y como hacerte uno muy ligero.

Agua. Llevé una botella de agua con gas de color verde y una forma que me resulta manejable de un litro en una funda de plástico de burbujas plateado. Como lo que muestro aquí. Como cada año el plástico fue perdiendo el plateado y al final era como muy transparente pero las burbujas seguían manteniendo el agua fresca muchas horas. En una etapa sabía que necesitaría más agua y cargué otra botella q ue compré en una tienda y al acabarla la tiré (ecológicamente, a un contenedor amarillo). Conclusión: El año que viene los volveré a llevar el mismo equipamiento para el agua.

Palos de “nordic walking” de 370gr la pareja. Me ayudaron mucho. Muy bien en subidas y bajadas y en llano, tanto como apoyo como empujando al estilo “nordic walking”. Son muy plegables, como los de los ciegos se reducen a un tercio de su tamaño y llevo una funda que me hice de nylon que no pesa nada. Así los puedo llevar en la mochila al llegar a los albergues y viajando en los trenes. Los llevo tuneados. He sustituido la muñequera por una sencilla cinta plana y he cortado, con una sierra de metales, la roseta inferior para que no se me vayan enredando con las plantas. Conclusión: Volveré a llevar los palos y su funda el año que viene. Aquí más sobre bastones y nordik walking.

Zapatillas de andar. He llevado unas zapatillas ventiladas de suela grabada con unas plantillas adicionales de silicona para amortiguar más los impactos del camino. Las plantillas de silicona se rompieron y las propias de las zapatillas se agujerearon en los talones, a los 900Km. Por suerte estaba muy cerca de una ciudad así que hice un apaño un par de días con esparadrapo para sujetar lo roto y para cubrir los agujeros y seguí a la ciudad donde pude comprar nuevas plantillas deportivas con gel y seguir sin problemas. Conclusión: El próximo año volveré a llevar zapatillas ventiladas con plantilla adicional. Aquí más sobre calzado.

Zapatillas de descanso. Siempre he llevado unas sandalias de plástico espumoso del tipo de las flip-flap. Me han ido muy bien para la ducha, las tardes y el descanso. Al regresar me he comprado unas sandalias para caminar y estoy evaluando sustituir las de plástico por estas. El conjunto es más pesado pero me da alternativas. Conclusión: Probaré este otoño y en primavera las sandalias y decidiré para agosto que llevar o las de baño o las de andar.

Ropa. Llevo muy poca ropa. Dos, o solo uno de cada. Dos camisetas, dos pantalones, dos pares de calcetines, dos calzoncillos, un polar, un cortavientos, unos guantes ligeros, dos sombreros, un chubasquero, unas perneras de lluvia. También llevo una rodillera porque a veces se queja una rodilla. Este año decidí llevar dos camisetas del mismo color, naranja. Se ve mucho en carretera y no atrae a los mosquitos, a diferencia del amarillo y el verde pistacho. Eso fue muy divertido ya que al poco todos me conocían. Llevo un pantalón corto y otro largo desmontable. Llevo dos sombreros. Uno es uno con ala en todo el ruedo y de color negro por la parte inferior. Así con mucha luz resulta más llevable. El otro es un gorro americano con visera. Este segundo me va bien cuando hace viento porque el otro no conserva su forma y también me lo pongo bajo la capucha del chubasquero cuando llueve para que el agua no me ciegue. Los guantes son de lana muy pequeños, suficiente para pasar de Saint Jean a Roncesvalles con lluvia y frio, se portaron muy bien. Llevo un chubasquero para mi y la mochila. En lugar de pantalón de agua llevo unas perneras, han sido la evolución de unos guetres o polainas hacia arriba y unos pantalones hacia abajo. Conclusión: El próximo año llevaré el kismo tipo de ropa y en la misma cantidad. Aquí más sobre ropa. Aquí más sobre equipo para la lluvia.

Aseo: El neceser minimalista fue suficiente aunque un par de veces otro peregrino me regaló champú-gel para rellenar mi bote. Realmente necesito 200cc para el mes, llevé solo 100. Rl resto funcionó bien. Gasto muy poco dentífrico porque pongo poco en el cepillo y un tubo pequeño fue suficiente. Media pastilla de jabón de lavar de “Marsella” fue suficiente ya que generalmente encuentro pastillas en los lavaderos de los albergues. Perdí una toalla (absorbente de cocina) y tuve que comprar otra en una tienda al día siguiente, alrededor de 4 euros de coste. Conclusión: El año que viene llevaré el mismo equipo aumentando la cantidad de champú-gel a 200cc. Aquí más sobre el equipo de aseo.

(Continuará)………AQUÍ!!!!!

!!BUEN CAMINO PEREGRIN@!!

!!ULTREIA ET SUSEIA!!!

Author Bio

Más de 10mil kilometros en los Caminos de peregrinación representan más de diez millones de pasos y mucha gente conocida y querida.

Leave a reply