Vamos a hacer una mochila muy ligera. (2)

Vamos a hacer una mochila muy ligera. (2)

Empezamos por hacer unos patrones y cortar las telas.

En el artículo anterior indiqué los recortes de las telas para un tamaño de mochila de unos 35cm de ancho, 20 de fondo y 65 de largo.

Tu puedes hacerla más ancha o más baja, a tu gusto.

En este artículo voy a seguir los tamaños especificados arriba.

Te recuerdo que como guía mires como Glenn Van Peski hace el modelo G4.

Los dibujos y explicaciones de Glenn ayudan a entender muchas cosas.

Otro consejo: Antes de empezar a coser lee, otra vez, entero todo este artículo para entender bien todo lo que hago y el orden en que lo hago.

Las hombreras

Para fabricar las hombreras empiezo con las cuatro piezas iguales que cortamos de nylon fino que las formarán. Pueden ser de colores diferentes, si tienes telas diversas, puede quedar muy divertido.

Sobre un pedazo de papel, que hago enganchando con tira adhesiva dos hojas din a4, dibujo la hombrera dejando un margen de unos 3 cm para coser con tranquilidad. Glann las hace muy rectilíneas, a mi me gustan redondeadas.

Dejo el margen para el cosido por los dos lados y por la parte baja de la hombrera, por la parte alta de la hombrera no hace falta ningún margen.

Este es el único patrón que vamos a necesitar lo vamos a utilizar varias veces así que hazlo con tranquilidad.

Si quieres usa una hombrera de otra mochila como plantilla deja el margen de 3 cm para coser.

Hombreras Camino de Santiago - Patron

Atención: Las telas plastificadas o siliconadas tienen un lado “bueno” y otro “malo”. El “bueno” es el que va a quedar por fuera y suele ser un poco más mate, el “malo” es el que queda por dentro y suele tener más brillo, es el que tiene el plastificado y un tacto gomoso.

Para que al final no se vean señales marcaremos por el lado “malo”, si marcamos el “bueno” lo haremos con tiza de modista que venden en las mercerías en formas diversas, yo uso un lápiz de tiza. Se borra muy bien.

Ponemos los cuatro lados “malos” boca arriba en la mesa.

Con el patrón que hemos dibujado marcamos dos lados derechos y dos lados izquierdos como en la foto.

Dos de un lado del patrón y dos dándole la vuelta al patrón.

Recortamos en el patrón de papel el margen de 3 cm que hemos dejado para el cosido y volvemos a marcar en las cuatro telas la hombrera. Realmente solo haría falta en dos, una de derechas y otra de izquierdas pero prefiero marcar las 4.

Como en las fotos siguientes.

Mochila Camino de Santiago

Hombrera mochila Camino de Santiago recorte patron hombrera

Mochila Camino de Santiago

Mochila Camino de Santiago

Personalmente me gusta que la cincha llegue hasta arriba de todo de la hombrera y coserla con la tela de la espalda. Por eso me gusta más la hombrera que explica Ray Jardine en sus libros Beyond Backpacking y Trial Life.

No me gusta tanto como Glenn Van Peski deja a media hombrera el final de la cincha. Lo puedes ver en la foto del modelo G4 a continuación. Verás que las hombreras no están rellenas ya que tienen un velcro y las puedes llenar con ropa de tu uso y así ahorras el peso del relleno. Lo explica Glenn en la figura 2 de su guía de montaje.

Para el Camino de Santiago

En esta foto de una mochila que hice anteriormente te muestro como queda si se cose hasta arriba.

Mochila ligera Camino de Santiago

Me gusta coserlo haciendo una uve. He usado para cada hombrera 35 cm de cincha ancha y 65 cm de cincha estrecha. Atención: La cincha estrecha es la que se usa para las hebillas por lo que ha de ser del mismo ancho que ellas.

Quiero llegar a este resultado:

Mochila Camino de Santiago

Uso los materiales que ves en la foto y un poco de pegamento en barra y alfileres para que no se mueva al coser:

Mochila Camino de Santiago

Mochila Camino Santiago

El mechero sirve para sellar los extremos. Prueba en un trozo que te sobre y verás que al quemarlo ligeramente queda sellado y no se deshilacha.

Una vez preparadas las dos cinchas las cosemos a la cara buena de la hombrera. Una a la derecha y otra a la izquierda. Los espacios que dejamos servirán para colgar cosas o sujetar un tubo de agua. He usado espacios de 6cm en la parte baja y de 3 cm en la parte alta.

Mochila Camino Santiago

Queda algo así:

Mochila Camino de Santiago

Donde empalman la cincha estrecha con la ancha he cosido unas tiras de material reflectante como ves en esta foto:

Mochila Camino de Santiago

Hago un sándwich de cincha y hombrera para coser los dos lados de la hombrera. Mira la foto:

Mochila Camino de Santiago

En esta otra foto muestro una al derecho y otra al revés las dos hombreras antes de coser sus dos caras:

Mochila Camino de Santiago

En esta foto ya he acabado una hombrera y voy a empezar a coser la otra. Recorto el sobrante que queda dentro para quitarle peso.

Mochila CAmino de Santiago

Para el relleno uso espuma de una esterilla vieja. Con el patrón de la hombrera marco dos piezas para recortarlas. Son más cortas (12 cm) porque no necesito relleno por la parte alta que coseré a la trasera de la mochila.

Mochila Camino de Santiago

Introduzco la espuma en la hombrera y queda algo así:

Mochila CAmino de Santiago

Como ves los últimos 12 cm no llevan relleno.

Para que el relleno no se mueva puedes coser, a mano, de un lado a otro de la hombrera, con la espuma dentro, por tres puntos (en medio, arriba, abajo).

Sobre la tela de la parte de atrás de la mochila, por la parte “buena” sitúo las hombreras con una inclinación de unos 15 grados aproximadamente como ves en la foto, y a unos 5 cm del borde superior.

Mochila Camino de Santiago

Mochila Camino de Santiago

Mochila CAmino de Santiago

Mochila Camino de Santiago

Coso las hombreras a la trasera con varias pasadas horizontales.

Esta es una zona de tensión estructural por lo que ha de quedar fuerte.

Por eso vamos a poner un refuerzo a continuación como ves en las fotos.

Mochila Camino de Santiago

En el refuerzo he hecho un dobladillo arriba y otro abajo para que quede mejor aunque si haces los bolsillos de lycra para llevar la esterilla en el exterior de la mochila estos dobladillos no son necesarios.

Mochila Camino de Santiago

Hago varias pasadas horizontales para que quede bien firme.

Los bolsillos de Lycra

Los dos bolsillos de lycra van a servir para ubicar en ellos la esterilla. Con ello daremos rigidez a la mochila y podremos extraer la esterilla sin abrir la mochila. Ray Jardine prefiere llevarla dentro de la mochila y evita estos bolsillos. Glenn Van Peski prefiere los bolsillos y así puede usar la esterilla para sentarse en el campo sin esfuerzo. Es cuestión de preferencias. Si no quieres hacer los bolsillos la esterilla se puede poner dentro plegada en acordeón o dejarla que se expanda cilíndricamente y poner las otras cosas en su interior.

El material, la lycra se compr en tiendas de ropa, me lo vendieron a metros, es barato y solo necesitamos un par de trozos de 35×30 cm. No es fácil de domar al coserlo, su elasticidad hace necesario que se apunte con muchos imperdibles que lo sujeten. No quedará perfecto pero esa es parte de la gracia de este trabajo artesanal.

Primero hago un dobladillo en la parte que quedará al aire y luego coso los lados y la parte que queda cerca del borde superior, cubriendo el refuerzo de las hombreras.

Así me ha quedado el de arriba:

Mochila Camino de Santiago

Por cierto lo he rematado con una cinta liviana de color marrón. Es para tapar los fallos al coserlo.

Como ves cubre totalmente el refuerzo de las hombreras.

Así queda la parte de abajo:

Mochila Camino de Santiago

Y así queda el conjunto:

Mochila Camino de Santiago

Las medidas son 18 cm, 12 cm, 18 cm. Así dan el ancho de la esterilla que yo llevo. Mide la tuya y de acuerdo con su ancho establece un tamaño proporcional para que la esterilla quede sujeta y sea fácil de extraer.

Sujeción inferior de las hombreras

Las cinchas se sujetan abajo a unas hebillas que a su vez hay que coser a los bajos de la espalda. Para ello vamos a usar: Dos pedazos de tela de 12 x 12 cm, cincha de 20 cm de largo, dos trozos, y dos hebillas.

Mochila Camino de Santiago

Sellamos los extremos de la cincha. Doblamos las telas para hacer con ellas unos triángulos y hacemos un primer cosido para que mantengan la forma. Las volvemos a doblar sobre si mismas e introducimos la cincha con la hebilla puesta. Cosemos varias veces reforzando ya que este también es un punto de fuerte tensión.

Mira como lo hace Glenn Van Peski en su explicación del modelo G4 – ves al dibujo número 5, punto 2.9 de este enlace.

Verás que él pone la hebilla arriba, en la hombrera. A mi me gusta más la hebilla en la parte de abajo.

Quedará algo así:

Mochila Camino de Santiago

Mochila Camino de Santiago

Atención: Se han de hacer uno a derechas y otro a izquierda por lo que no son idénticos sino que uno es como se ve el otro en un espejo.

Se cosen a la parte baja de la pieza de la espalda. en mi caso desde altura de la cinta de remate del bolsillo inferior de lycra hacia abajo.

En las siguientes fotos te muestro como queda:

Zaino

rucksack

El cinturón

Mi mochila no lleva cinturón. Tiene explicación y no solo es por el peso.

Cuando camino la mochila parece que se mueva al contrario que mi cadera y el cinturón me molesta.

Tampoco llevo mucho peso así que no me hace falta descargar parte de él en la cintura.

Sin embargo entiendo que te pueda apetecer un cinturón.

Si es tu caso te resultará muy fácil hacerlo como indica Glenn en el punto 3 de su guía de montaje.

Usa las medidas que allí se indican, son casi estandares. Hazlo relleno con espuma de esterilla o con aberturas y velcro para meter dentro ropa u otra cosa.

Cóselo sobre los triángulos de sujeción de la cincha inferior.

A continuación te muestro los cinturones, con relleno o con abertura de velcro, que he hecho a veces para otras mochilas.

07GVPVerdeTras_redimensionar 05PeskiVerdeTras_redimensionar 04GrisTras_redimensionar 03LadoBolsillo_redimensionar 03LadoMalla_redimensionar 03LilaTras_redimensionar 02DetallecierrePecho_redimensionar 02Detalle3_redimensionar 02DetalleVelcro2_redimensionar 02MochilaVerdeCinturonRJTras_redimensionar

Con esta parte ya hemos acabado la parte trasera de nuestra mochila.

……………… Continuación.

¡! BUEN CAMINO, PEREGRIN@ ¡!

¡! ULTREIA ET SUSEIA ¡!

 

Author Bio

Más de 10mil kilometros en los Caminos de peregrinación representan más de diez millones de pasos y mucha gente conocida y querida.

1 Comment

  1. Leonor - 7 julio, 2014

    Hola, este fin de semana es agradable para mí, porque esta vez me estoy leyendo
    este enorme artículo educativo aquí en mi residencia.

Leave a reply