Una mochila en el Camino – Primeros consejos

Una mochila en el Camino – Primeros consejos

La primera vez que hice un poco de Camino lo hice fatal

Llevaba hasta …………. una tienda de campaña, eso si la más ligera que había visto, una de marca, individual de 1,3kilos

.
Claro que la primera noche, en Ponferrada, en un campamento militar que habían instalado en los terrenos del albergue, en una tienda de campaña del ejército con cinco colchonetas de espuma, lloviendo, a mi lado durmieron dos chicos jóvenes que llevaban hasta cuerda de escalada.

Vaya panda de pardillos que éramos.

Llegué a Santiago con tendinitis, a base de ibuprofenos y cremitas de tipo voltarenes. Y como me encantó el ambiente y la experiencia, decidí aprender alguna cosilla.

El señor Google fue mi gran aliado. Me llevó tiempo encontrar la información que quería pero sacando datos de aquí y de allá me he hecho una lista de webs interesantes. Pagué un par de cuotas de suscripción anual a grupos de mochileros ligeros americanos y allí aprendí un montón de cosas para ir por el campo y el monte y sobrevivir. Cosas que espero no tener que aplicar nunca, y aún menos en los Caminos de Santiago que, afortunadamente, transcurren por lugares habitados.

Así identifiqué los elementos más pesados del equipo y como aligerarlos, también los elementos superfluos y los imprescindibles y, sobretodo la regla de oro: Cada gramo pesa.

Son muchas las ventajas de cargar con un equipo que pese poco, y alguien dirá que entonces lo mejor es ir mandando en taxi o furgoneta la mochila al siguiente albergue y caminar con la mochilita de paseo. Seguro que es una solución pero no es la que yo elijo, prefiero cargar siempre con mi mochila, inteligentemente aligerada, me hace sentir mejor. Le da más sentido a mi Camino, me siento verdaderamente un peregrino, de mi tiempo, pero peregrino.

Cosas que pensar en aligerar en primer lugar: Las que más pesan como la misma mochila y el saco de dormir. También puedes aligerar la esterilla aislante.

Primero: El tuneo.
Y antes que nada tuve que hacerme con los tres elementos básicos del mochilero ligero: El cerebro, la báscula de cocina, y las tijeras/cutter.
Una mochila llena de “gadgets” como son las gomitas para cargar piolets, los ganchos para vasos de aluminio, los bolsillitos para cositas varias, y otras cosas similares, se puede aligerar con un “cutter” y unas tijeras.
No te digo lo que le puedes quitar, de peso, si además sabes usar una máquina de coser o una aguja e hilo. Quita todo lo superfluo, sin miedo, la mochila es tuya, la has pagado, no temas tunearla todo lo que consideres oportuno si eso le quita peso y no le resta utilidad. Al final pesa todo lo que has quitado en una báscula de cocina para sentirte mucho mejor. Unas pequeñas alicates te permitirán cortar los tiradores metálicos de las cremalleras y sustituirlos por un poco de cuerda. Tunea todo lo que aligere. Cosas que pesan son: Cremalleras y bolsillos, gomas, tiradores, adornos, cintas. Si tu mochila es de las que llevan unos elementos metálicos para darle rigidez puedes eliminarlos también y darle rigidez con la esterilla aislante.

El saco de dormir es “aligerable”. Supongo aquí que no vas a hacer Camino en invierno sino con clima templado y que tu saco es de entretiempo.
Pesa el saco con su funda en la báscula de cocina.

La funda suele ser de compresión, con tiradores y cierres para conseguir el mínimo volumen. Realmente no hay que comprimir tanto el saco, y es aún menos recomendable seguir siempre la misma pauta de doblado ya que eso facilita que se rompa o se debilite mucho la fibra y la tela por ese doblez.
Saca el saco de su funda y pesa………..la funda.

Comparativamente te diré que una bolsa de plástico de supermercado pesa unos ocho gramos.
Supongo que ya has decidido que la funda original se queda en casa y al Camino va la del súper. Por cierto en casa el saco no se guarda comprimido sino colgado de una percha para que coja aire.

Ahora necesitas una máquina de coser y alguien que la sepa hacer funcionar. El que haga de modista ha de quitar la capucha, eliminar la cremallera, y coser el saco cerrándolo hasta un poco más arriba de tus rodillas. Has creado un “quilt”, una colcha o pata de elefante. Pesa ahora el nuevo saco de dormir con su funda de plástico y compara ese peso con el inicial. Idealmente deberías estar entre el 50 y el 60% del peso original.

La esterilla aislante también se puede aligerar. Su función no es la de hacer mullido el suelo ya que no tiene el grosor suficiente, sino la de aislar del frio y de la humedad del suelo. Si has de dormir al raso procura hacerlo en suelo sin pisar ya que es más mullido. Si lo has de hacer en un polideportivo procura que sea sobre madera y no sobre cemento, y si consigues una colchoneta, un tatami o cartones, mucho mejor.

Aún y así, aunque sea la más ligera del mercado, que hoy es de un peso de 200 gramos, se puede aligerar si la recortas haciéndola estrecha en los pies (del ancho de los tuyos) y haciéndole cortes en diagonal de la cabeza a ese ancho en la base. Te quedará de unos 175-150 gramos. Dóblala en acordeón y ponla en la espalda de tu mochila y eso le dará rigidez.

Si lo has hecho bien deberías estarle quitando casi un kilo al conjunto de mochila, saco de dormir y esterilla. Ese alivio de un kilo durante los veinte mil pasos de cada día en el Camino será como una bendición para tus pies y tus músculos.

Y llegarás más lejos.

!!!BUEN CAMINO PEREGRIN@!!!

!!!ULTREIA ET SUSEIA!!!

Author Bio

Más de 10mil kilometros en los Caminos de peregrinación representan más de diez millones de pasos y mucha gente conocida y querida.

3 Comments

  1. entertainment tonight - 3 marzo, 2015

    Voy a rihht distancia arrebatar sus RSLV aas no puedo posada encontrar su enlace de suscripción de correo electrónico
    Sobre el servicio de newsletter. ¿Tiene usted alguna? Amablemente vamos mee undderstand así
    que podría suscribirse. Gracias.

  2. Monique - 31 marzo, 2016

    Greetings I am so happy I found your weblog, I really
    found you by error, while I was browsing on Yahoo for
    something else, Anyhow I am here now and would just like to say kudos for a tremendous post and a all round interesting blog (I also
    love the theme/design), I don’t have time to browse it all
    at the moment but I have book-marked it and also included your RSS feeds, so when I have time I will
    be back to read a lot more, Please do keep up the superb b.

Leave a reply