El ejercicio de la velocidad

El ejercicio de la velocidad

Como controlar el tiempo

El segundo de los ejercicios que el Guía Petrus propone a Paolo en su Camino s Santiago es el ejercicio de la velocidad.

Consiste en reducir tu paso a la mitad durante veinte minutos. Hacerlo a la mitad de la velocidad usual. Caminar lentamente, poco a poco.

¿Qué significado tiene este ejercicio? ¿Qué te enseña?

De entrada te obliga a fijarte en lo que haces. Caminamos automáticamente y analizar cuidadosamente el asunto es revelador. Conócete a ti mismo aspecto a aspecto.

Una vez automatizado el caminar a la mitad de la velocidad normal, cuando esta se convierte en la “normal” nos vamos a empezar a dar cuenta de cosas de nuestro alrededor que a la velocidad anterior no observábamos.

Pájaros, árboles, rocas, agua, etc.

Veremos y oiremos cosas que antes pasaban desapercibidas. La Naturaleza.

Fluir en el Camino de SAntiago

Más adelante cuando hagamos otros ejercicios abriremos nuevos ojos a estas cosas y las sentiremos de otra manera, ya llegará.

De momento, cada día, tomemos veinte minutos para hacer este ejercicio y aprendamos.

Un hospitalero le preguntó a un peregrino en la cena común que había experimentado en el Camino en ese día. El peregrino le contestó detallando los paisajes, los pueblos, la comida, el calor. El hospitalero le preguntó si recordaba el ruido del riachuelo que había cruzado, el canto de los mirlos en el bosque, el viento en la cara en la llanura.

El peregrino lo miró con extrañeza. El hospitalero lo miró apenado.

¿Qué vas a recordar de tu Camino?

Poesia en el Camino

OTROS EJERCICIOS

!!BUEN CAMINO PEREGRIN@!!

!!ULTREIA ET SUSEIA!!

 

OTROS EJERCICIOS

 

 

 

Author Bio

Leave a reply